A tres dedos

El tiro a tres a dedos es una técnica de fútbol que se utiliza para proporcionar efecto al balón al ser golpeado por el jugador con la parte externa de su pie. El futbolista que golpea el esférico de esta manera otorga un giro al mismo que crea una curva única, de tal modo que toma la dirección contraria a la que traía. También utilizan esta técnica aquellos jugadores que no poseen tanta habilidad a la hora de cruzar la pelota con su pie más débil.

Sin duda alguna se trata de un recurso muy eficaz, aunque actualmente no suele verse en muchos partidos, solo lo utilizan algunos futbolistas profesionales de muy vez en cuando. No obstante, si se echa un vistazo al pasado, se pueden encontrar muchos jugadores que usaban de manera frecuente el tiro a tres dedos, como por ejemplo Franz Beckenbauer, el cual fue un verdadero experto en esta habilidad.

La técnica de los tres dedos

Se necesita fuerza y equilibrio para golpear a tres dedos la pelota. El futbolista debe golpearla por su lado izquierdo si quiere que esta vaya hacia la derecha, y golpearla por su derecha si desea que vaya hacia la izquierda, aunque esto puede provocar que el disparo no sea tan preciso. El pateador también tiene que ser consciente de que al utilizar esta técnica debe conseguir que el golpeo vaya desde abajo hacia arriba, el cual además tiene que disponer de la potencia y la altura del remate, por lo que debe controlarlo a la perfección si quiere que llegue al destino deseado. Se trata de un tiro difícil de predecir por los jugadores del equipo contrario, además de ser espectacular para aquellos aficionados que lo presencian. Hay que tener en cuenta que un tiro realizado con los tres dedos exteriores de la planta del pie, es decir, a tres dedos, es mucho más complicado que rematar con los tres dedos interiores de la planta del pie. El futbolista capaz de llevar a cabo este tipo de golpeo es considerado un jugador habilidoso y especialista en tiros debido a la dificultad del mismo. En el caso de que el golpeo no se ejecute de la forma correcta, puede dejar a un compañero totalmente desconcertado. Por lo tanto, no todos los jugadores son capaces de llevar a cabo este tiro con la precisión y la técnica adecuada. El tiro a tres dedos requiere balance y fuerza, y es que el cuerpo del futbolista tiene que estar inclinado en cierto ángulo para otorgar la energía precisa a la pelota.

Pin It on Pinterest

Share This