Balón de fútbol

Un balón es un objeto esférico u ovalado que se utiliza en algunos deportes. En la mayoría de ellos, la pelota debe ser trasladada a través de un terreno de juego mediante partes del cuerpo o algún utensilio, con el fin de ser introducida en el área de meta. Hay balones de diferentes formas, medidas, pesos y materiales, dependiendo del deporte en el cual se vayan a emplear.

El balón que se utiliza en el fútbol es de cuero o similar, habiendo sufrido múltiples transformaciones a lo largo de toda su historia. Aunque habitualmente se le denomina esférico, lo cierto es que un balón de fútbol común está formado por un icosaedro truncado con doce pentágonos y veinte hexágonos regulares. Las caras de la pelota están ligeramente curvadas, lo cual influye en su aerodinámica, facilitando de esta manera la aplicación de los pases y el control de los mismos.

El balón de fútbol utilizado en las ligas profesionales tiene las siguientes medidas: su circunferencia oscila entre los 79 y los 71 centímetros, su peso varía de los 400 a los 450 gramos, su presión de inflado se encuentra entre los 8,5 y los 15,6 PSI, su diámetro puede ser de 22 a 23 centímetros y su radio abarca desde los 11 hasta los 11,5 centímetros.

Estas medidas corresponden a una talla 5. Sin embargo, el tamaño del balón de fútbol es diferente según la edad de los futbolistas y el partido jugado.

El balón de fútbol para niños y jóvenes

La talla 3 corresponde a los balones de fútbol que utilizan los niños menores de ocho años. Estos pesan alrededor de 300 gramos y su circunferencia es de 60 centímetros, siendo más fáciles de controlar.

La talla 4 se emplea para jugar al fútbol 7. Se trata también de una gran elección para niños cuyas edades están comprendidas entre los ocho y los doce años. Pesan unos 350 gramos aproximadamente y su circunferencia varía de los 64 a los 66 centímetros.

La talla 5 se utiliza en el fútbol profesional como se ha mencionado anteriormente, aunque su uso también está recomendado para niños mayores de trece años.

Por lo tanto, para elegir el balón de fútbol adecuado, se debe tener en cuenta lo siguiente: el tamaño, el número de paneles, la cámara de aire, el diseño y el terreno en el cual va a ser utilizado.

Pin It on Pinterest

Share This