Campo de fútbol

ejercicios de fútbolEl campo de fútbol es el terreno en el cual tienen lugar los partidos y los entrenamientos de este deporte. Tiene forma rectangular, y sus dimensiones varían de una modalidad a otra.

Las medidas reglamentarias para un campo de fútbol 11 son de 90 a 120 metros de largo, y de 45 a 90 metros de ancho. No obstante, para los partidos internacionales se aconseja que estas medidas estén entre los 100 y los 110 metros de largo, y entre los 64 y los 74 metros de ancho.

Para los campos de fútbol 5, las medidas reglamentarias varían de los 25 a los 42 metros de largo, y de los 15 a los 25 metros de ancho. La FIFA exige para los partidos internacionales que estas medidas oscilen entre los 38 y los 42 metros de largo, y entre los 18 y los 25 metros de ancho.

Por otro lado, la FIFA no establece medidas oficiales para los campos de fútbol 6, 7, 8 y 9,  aunque se recomienda que estas sean proporcionales para conseguir que los futbolistas jueguen cómodamente. De todas formas, a continuación se dan a conocer las medidas más aconsejables:

  • Fútbol 6: entre 40 y 45 metros de largo, y entre 20 y 25 metros de ancho.
  • Fútbol 7: de 45 a 50 metros de largo, y de 25 a 30 metros de ancho.
  • Fútbol 8: entre 50 y 60 metros de largo, y entre 30 y 40 metros de ancho.
  • Fútbol 9: de 60 a 80 metros de largo, y de 40 a 60 metros de ancho.

El campo de fútbol consta de dos líneas situadas a lo largo de este, llamadas líneas laterales o de banda, y de otras dos líneas ubicadas a lo ancho, que reciben el nombre de líneas de meta o finales. Ambas líneas de banda se unen en el centro del terreno de juego por medio de otra línea, llamada línea media.

Las áreas penales, las áreas de meta y las porterías se encuentran en el centro de cada línea de meta. Las porterías, metas o arcos están formados por dos postes verticales, separado el uno del otro por una distancia de 7,32 metros, y midiendo cada uno de ellos 2,44 metros de alto. Ambos postes están unidos por un tercer poste, llamado larguero o travesaño.

Las áreas de meta y las penales son rectangulares y se sitúan en el centro de las metas. Ambas áreas distan de los postes verticales y se adentran hacia el terreno de juego 5,5 metros y 16,5 metros, respectivamente.

Tipos de superficie del campo de fútbol

Son muchos los cambios que han sufrido los terrenos de juego desde sus orígenes hasta la actualidad. El campo de fútbol de césped artificial ha ido ganando un gran protagonismo durante los últimos años, casi eliminando por completo de este modo los campos de tierra, los cuales, junto a los de césped natural, eran los más utilizados anteriormente.

Por lo tanto, los tipos de superficie que se puede encontrar en el mundo del fútbol son:

  1. El campo de fútbol de tierra

Para conseguir que un balón raso circule de manera correcta, la tierra tiene que estar lo más lisa posible. Estos campos de fútbol deben contar con un excelente sistema de drenaje, ya que de lo contrario el agua de lluvia podría formar charcos, los cuales dificulten el desplazamiento del balón y hagan sentir a los jugadores incómodos, además de elevar las probabilidades de que estos sufran lesiones.

El campo de fútbol de tierra debe tener un gran mantenimiento. Solo así se conseguirá que la práctica del fútbol sea igual de agradable que si se llevará a cabo en un campo de césped. También hay que tener en cuenta que si el pavimento es duro, el esférico rebotará con mayor facilidad. En el caso de que sea blando, ocurrirá exactamente lo contrario.

  1. El campo de fútbol de césped natural

Se trata de la superficie más cara y difícil de mantener, y dependiendo de su estado, así será el bote y el movimiento del balón. La pelota rodará más rápido si el césped acaba de ser regado. Si este además está bien cortado, aumentará considerablemente la velocidad del esférico. De lo contrario, al haber mayor rozamiento, este tenderá a frenarse.

Un campo de fútbol de césped natural debe estar bien adherido al suelo, con lo cual se consigue que se produzcan menos agujeros y que el balón no bote de manera extraña. Además, esta superficie evita en mayor medida las lesiones en comparación con otras que se encuentren en el mismo estado de conservación.

  1. El campo de fútbol de césped artificial

Como se ha mencionado anteriormente, este tipo de superficie ha ido haciéndose un hueco desde hace un par de décadas. Aunque su instalación es bastante cara, su mantenimiento no, además de disponer de mayor durabilidad en comparación con los otros dos tipos de superficie antes descritas.

El esférico irá más rápido si el terreno está mojado. Además, el movimiento de este será más regular al compararlo con el que se consigue en los otros terrenos, ya que en el césped artificial no se forman agujeros, por lo que el balón no debería hacer movimientos extraños.

En lo referente a las lesiones, el campo de fútbol de césped artificial absorbe peor los golpes y las caídas que el césped natural, pero mejor que el campo de tierra. Esta superficie de juego se suele relacionar con los equipos más modestos debido a su bajo coste en mantenimiento.

Pin It on Pinterest

Share This
jQuery(function ($) { //open toggle $('a.open-toggle').on('click', function(event){ $('#toggle1.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle2.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle3.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle4.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); }); });