Los chalecos con GPS

Estos chalecos incorporan un dispositivo GPS en su interior que recoge múltiples datos, a través de los cuales se pretende mejorar el rendimiento de un jugador. Entre esas variables recopiladas se encuentran: la velocidad, la distancia recorrida, los sprints, los índices de fatiga muscular, todos los impactos que sufre el futbolista durante un partido, el ritmo cardíaco, las aceleraciones y las desaceleraciones. Además, también muestra las zonas del terreno de juego que recorre el jugador gracias a los datos recogidos por el mapa de calor.

Los chalecos con GPS disponen de un receptor de señal que recoge de manera inmediata todos esos datos y parámetros. Una vez recogido a pie de campo estos serán introducidos en un ordenador, el cual los examinará a través de un software integrado para que el personal técnico los valores y pueda elegir la mejor táctica basándose en ellos. Gracias a esta utilidad estos datos se pueden analizar incluso desde perspectivas diferentes a la deportiva.

Los clubes de fútbol que ya utilizan este tipo de chalecos han recogido datos muy útiles, los cuales les han servido para mejorar el rendimiento de los jugadores y para reducir el riesgo de que sufran lesiones musculares, de hecho las han disminuido hasta en un cincuenta por ciento. Por este motivo, muchos clubes de fútbol están apostando ya por incluir estas prendas tecnológicas en sus entrenamientos, obteniendo con ello muy buenos resultados.

¿Por qué se utilizan a nivel profesional?

Los equipos de fútbol de alto nivel buscan constantemente cualquier tecnología que les ayude a corregir los errores del pasado y a mejorar la situación de los futbolistas cuando se encuentran en el terreno de juego. Por este motivo están utilizando este tipo de prendas de alto rendimiento desde hace cinco temporadas aproximadamente.

De momento solo pueden utilizarse durante los entrenamientos y los partidos amistosos, y su uso parece ir aumentando progresivamente, ya que los datos y los parámetros que proporcionan son de gran utilidad. Los grandes equipos, como el Fútbol Club Barcelona, ya los han incorporado en su rutina diaria de entrenamiento.

Muchos entrenadores se dejan guiar por los datos recopilados por los chalecos con GPS, dejando descansar a aquellos jugadores cuyos parámetros han indicado que corren el riesgo de sufrir una lesión, y los resultados obtenidos con estas decisiones avalan su eficacia.

¿Qué tipo de información proporcionan?

Además de los parámetros básicos mencionados anteriormente, tales como la velocidad, la distancia recorrida o las pulsaciones, los chalecos con GPS proporcionan otros detalles como el nivel de fatiga de un jugador y el tiempo durante el cual sus pulsaciones se encuentran por encima del ochenta y cinco por ciento del máximo, es decir, en lo que se denomina la zona roja.

Estas prendas también indican el gasto energético del futbolista y miden su umbral metabólico, además del desgaste físico y los golpes recibidos en cada entrenamiento. Con todos estos datos el cuerpo técnico puede realizar los cambios pertinentes en los ejercicios de cada uno de los jugadores.

Pin It on Pinterest

Share This