Gegenpressing o presión alta

Gegenpressing (o presión alta) es un concepto de fútbol que se acuño en Alemania y tiene como objetivo presionar defensivamente al rival de una manera intensa, robarle el balón y hacer un ataque rápido.

regateEs un modo agresivo e intenso de presionar cuando el contrario tiene el balón o cuando tú lo tienes y nada más perderlo lo tratas de recuperar enseguida para volver a atacar y poder provocar situaciones claras de hacer gol, aprovechamos que el contrario este desorganizado defensivamente, para que en un periodo corto de tiempo y con pocos toques se acerque a la portería contraria. Es una presión muy asfixiante, hecha con gran intensidad y velocidad. Si pierdo el balón lo recupero lo antes posible.

Para poder realizar el Gegenpressing se necesita que el equipo esté en buena forma física, el jugador tiene que estar muy bien preparado porque la presión tiene que ser muy intensa y con carácter decisivo. Además del componente físico, tiene un componente táctico de posicionamiento de los jugadores en la perdida del balón, ya que hay que saber por dónde se realiza dicha presión efectiva y saber cuándo se realiza.

Si, por ejemplo, tu tienes un equipo muy bueno en tu delantera, en los extremos o interiores (arriba), es mejor recuperar el balón cuanto antes y lo más arriba posible para seguir atacando.

Es muy importante el cambio de actitud en la transición ofensiva-defensiva, y sobre todo estar bien ordenado alrededor de la pelota. El equipo debe estar preparado cuando pierde la pelota para recuperarla enseguida, recuperar la pelota con rapidez es primordial.

En el equipo tiene que haber una mezcla de buena organización, velocidad, talento defensivo y mucha concentración, para actuar con diligencia.

Tipos

Hay dos tipos de Gegenpressing:
 –  Presión alta cuando el equipo contrario inicia el juego.
 –  Presión cuando tu equipo tiene el balón y lo pierde, lo que llamamos ‘presión tras perdida’.

En la presión alta la defensa tiene que jugar adelantada (que no haya distancias entre líneas), con el riesgo que tiene, por una parte, que el rival supere la presión y el espacio que deja a su espalda, si esto ocurre, la defensa se tiene que reorganizar y estar preparada para correr hacia atrás y los demás compañeros adelantados hacer repliegue intensivo.

Uno de los artífices de este concepto es Julen Klopp, entrenador del Liverpool, al que siempre le gusta que sus equipos sean muy intensos, que corran mucho, que tengan una superioridad tanto numérica como posicional para ir a por el contrario presionarle y encerrarlo.

Su idea es presionar, robar la pelota y correr. Tiene un fútbol ofensivo, muy rápido y físico. ´El mejor momento para recuperar la pelota es nada más perderla, porque el rival puede estar desordenado defensivamente y relajado después del esfuerzo que ha hecho para quitarte la pelota y está pensando en atacar’. Hay que quitarle las opciones de pase para que no pueda avanzar. Hoy en día es un estilo dominante en muchos entrenadores.

Gegenpressing vs presión tras perdida

Qué diferencia hay entre Gegenpressing y la presión tras perdida, aunque tienen componentes parecidos la presión tras perdida va en referencia al juego de posición ‘la forma de defender esta condicionada por la forma que atacamos’, se intenta dominar el espacio del rival, cerrarle las líneas de pase entre el poseedor y los receptores y el Gegenpressing es una acción ofensiva, presión alta o atacar al contrario cuando tiene el balón, tiende a rodear al poseedor del balón. Aunque tenga momentos comunes.

 

Como debemos trabajar y ejecutar el Gegenpressing

Hay que saber cuándo debemos apretar al rival y cuándo parar para que sea efectiva la presión, es importante el ‘tiempo’ de ejecución. Si es en presión alta y salida de balón en el inicio de juego buscaremos al jugador menos apto, y en la perdida al que lo recupera, quitándole el espacio de juego (cerca del contrario) y el tiempo de ejecución.
Esta presión requiere de todo el equipo, todos los jugadores participan, cada uno desde su ubicación, pero todos se involucran. Los jugadores tienen que ser resistentes, lo mas veloces posibles, agresivos, muy tácticos y con gran mentalidad defensiva, convencidos de que deben presionar y a la vez estar bien organizados alrededor del balón. Si alguno no lo hace y no se involucra, o no lo entiende o no ve cómo hacerlo, dónde hacerlo, dónde están rivales y compañeros, falla todo el trabajo y el sistema se interrumpe, el equipo se descoordina.
Hay que tener en cuenta que es un trabajo colectivo y de equipo. Si no se hace bien y el contrario sale de la presión y con espacios nos puede hacer mucho daño y crear opciones de gol.
Este concepto de juego hay que entrenarlo mucho y bien, automatizar todas las acciones y coordinarlo bien para minimizar los errores que cometamos y los aciertos que tenga el contrario para combatirlo.

A continuación, os dejamos un vídeo de Youtube que explica gráficamente qué es el ‘Gegenpressing’ y su historia.

Pin It on Pinterest

Share This