Golpeo de balón

Cuando un futbolista realiza un tiro, un control orientado o un pase, entre otras acciones, lo primero que hace es un golpeo de balón, el cual, según la intención con la que lo efectúe, se convertirá posteriormente en una de estas mencionadas acciones. Por lo tanto, se puede decir que el golpeo de balón se lleva a cabo cuando el jugador le da un toque a la pelota con cualquier parte del pie.

El tipo de golpeo dependerá de varios factores que lo condicionan:

1 – La superficie de contacto con el pie

  • El empeine frontal: esta parte del pie se emplea para realizar tiros y pases largos o potentes. Se trata de una zona que proporciona velocidad, distancia, precisión y potencia.
  • El empeine interior y exterior: ambas superficies del pie se utilizan para llevar a cabo golpes con efecto, superar obstáculos y posicionar la pelota, por lo que los golpeos de balón serán más precisos y potentes.
  • El interior y el exterior del pie: golpear la pelota con alguna de estas partes del pie proporciona mayor seguridad al jugador, pero no le dará velocidad al balón, por lo que es preferible utilizar esta zona para llevar a cabo golpeos seguros y cercanos.
  • El talón: cuando el futbolista utiliza esta superficie de contacto, empleará el factor sorpresa contra sus adversarios, siendo esto un gran recurso para salir de situaciones complicadas en el juego.
  • La puntera: si el jugador se encuentra muy próximo a los rivales en un espacio reducido, pero tiene la oportunidad de tirar a puerta, puede recurrir a golpear el balón con esta parte del pie.
  • La planta del pie: se utiliza para llevar a cabo cambios de dirección, para realizar alguna conducción en la cual el jugador que lleva el balón tiene ventaja, y también para alejar y proteger el esférico del rival.

2 – La zona en la cual es golpeada la pelota

Dependiendo de la zona en la que se haya golpeado el balón y según la superficie de contacto utilizada, el futbolista podrá llevar a cabo diferentes tipos de golpeo. Por lo tanto, el esférico puede ser dividido en una serie de zonas:

  • Zona 1: para obtener envíos en línea recta, rasos y cortos, el futbolista debe golpear el balón en su zona superior.
  • Zona 2: para que la pelota coja altura y vaya en línea recta tiene que ser golpeada en su parte inferior. Según la superficie de contacto que utilice el jugador, así será la distancia del envío.
  • Zona 3: se trata de los laterales del esférico, por lo que el tipo de golpeo dependerá de la parte en la cual se realice el toque: inferior, superior o central.
  • Zona 4: corresponde al centro de la pelota. Cuando el futbolista golpea en esta zona, la pelota avanzará en línea recta y cogerá una altura media, la cual dependerá de si el jugador está en movimiento o parado. Al igual que en la zona 2, la distancia del envío dependerá de la superficie de contacto que use el futbolista.

 

3. La pierna que realiza el golpeo y la pierna que sirve de apoyo

La colocación de la pierna activa y de la pierna pasiva dependerá del tipo de golpeo:

  • El empeine frontal: el futbolista comenzará su carrera de aproximación hacia el esférico en línea recta. Tendrá que levantar hacia atrás la pierna con la cual lo vaya a golpear, y situar la pierna de apoyo a unos diez centímetros aproximadamente del balón, con la totalidad de la planta del pie apoyada en el suelo. Rápidamente bajará la pierna del golpeo hacia el esférico, estirando el pie hacia abajo para golpear el balón en su parte central.
  • El empeine interior: estando el jugador ligeramente situado hacia el lado de la pierna de apoyo, comenzará la carrera de aproximación hacia la pelota. Una vez llegue a ella, levantará hacia atrás la pierna del golpeo mientras que la situación de su pierna de apoyo dependerá del tipo de tiro que quiera llevar a cabo: raso o elevado. Con la pierna activa se realiza el golpeo de balón en la zona 3, es decir, en la parte exterior derecha de este.
  • El empeine exterior: el jugador iniciará la carrera de aproximación hacia el esférico estando ligeramente situado hacia el lado de la pierna del golpeo. Este se realiza de la misma forma que con el empeine interior. No obstante, si el futbolista desea tirar con la pierna derecha, tendrá que situarse a la derecha de la pelota, y se colocará al lado contrario, si lo va a ejecutar con la pierna izquierda.
  • El interior del pie: cuando el jugador se encuentra a poca distancia del esférico, levantará la pierna del golpeo ligeramente hacia atrás mientras que sitúa la pierna de apoyo al lado del balón. Rápidamente bajará la pierna del golpeo hacia este al mismo tiempo que va girando el pie hacia afuera, mostrando su interior a la pelota para golpearla en su parte media.
  • El exterior del pie: se realiza del mismo modo que para el golpeo con el interior del pie, con la única diferencia de que este se va girando hacia adentro, mostrando su exterior con respecto al balón para golpearlo en su parte central o exterior izquierda.
  • El talón: para realizar este tipo de golpeo, el jugador tiene que pasar la pierna activa por detrás de la pierna pasiva y llevar a cabo el toque. En el caso de que el futbolista se encuentre de espaldas, podrá golpear el esférico hacia atrás con el talón.
  • La puntera: se realiza de la misma forma que para el golpeo con los empeines, con la diferencia de que se emplea la puntera para llevar a cabo el toque a la pelota, la cual suele ser golpeada en su parte central o exterior.
  • La planta: se utiliza para mover el esférico en espacios reducidos, ya que este tipo de golpeo no suele enviar la pelota hacia delante. El futbolista colocará su pierna pasiva al lado del balón mientras que su pierna activa lo toca en su parte superior.

Pin It on Pinterest

Share This
jQuery(function ($) { //open toggle $('a.open-toggle').on('click', function(event){ $('#toggle1.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle2.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle3.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle4.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); }); });