Linea de banda

Un campo de fútbol es la superficie de juego donde tienen lugar los enfrentamientos entre dos equipos de fútbol. En las Reglas de Juego de la FIFA están establecidas sus dimensiones y marcas. El terreno de juego tiene que ser rectangular de césped artificial o natural con unas medidas de 90 a 120 metros de largo y de 45 a 90 metros de ancho. No obstante, para los partidos internacionales es recomendable que las medidas sean de 100 a 110 metros de largo y de 64 a 75 metros de ancho.

Cada una de las dos líneas más largas que delimitan el terreno de juego se llama línea de banda. Su longitud tiene que ser mayor a la de las líneas de metas, que son las dos líneas más cortas. Por lo tanto, la línea de banda debe medir como mínimo 90 metros y como máximo 120, la cual además debe ser continúa. Al igual que todas las líneas del terreno de juego, a excepción de las líneas de meta, la línea de banda debe tener una anchura de doce centímetros como máximo.

En los partidos internacionales la línea de banda tiene que medir como mínimo 100 metros y 110 como máximo. Entre las líneas de banda y las gradas donde se encuentran ubicados los espectadores debe existir una distancia comprendida entre 1,5 y 3 metros, menos en aquellos campos de fútbol que disponen de pistas de atletismo, en los cuales la distancia evidentemente tendrá que ser superior. No obstante, hay que tener en cuenta que los organizadores de los torneos pueden establecer la longitud tanto de la línea de banda como de la línea de meta, aunque siempre respetando los límites mencionados anteriormente. En aquellos campos de fútbol en los que se celebre una final de un campeonato del mundo, las líneas de banda deben tener una longitud de 105 metros y las de meta de 65.

El punto en el que se unen las líneas de banda y las líneas de meta se coloca un poste puntiagudo con un banderín denominado banderín de córner, el cual debe tener una altura mínima de 1,5 metros.

El área técnica de un campo de fútbol, es decir, la zona donde se sitúan los jugadores suplentes, el personal técnico y el entrenador de un equipo, tiene que estar al menos a una distancia de un metro de una de las líneas de banda. La publicidad también debe estar separada de la línea de banda por lo menos un metro, así como de las otras líneas que delimitan el terreno de juego.

La zona de fuera de la línea de banda en la que se encuentra el área técnica es el lugar destinado al calentamiento de los jugadores suplentes durante el transcurso de un partido de fútbol. Además, tiene que ser también fuera de esta línea donde los médicos atiendan a los futbolistas que han sufrido algún golpe u otro tipo de percance.

Los dos jueces de línea o los árbitros asistentes, los encargados de asistir al árbitro durante un partido de fútbol, se encuentran ubicados a lo largo de las líneas de banda, las cuales recorren por su exterior, ya que estos no pueden ingresar al campo a no ser que el árbitro principal así lo requiera. Cada uno de los dos asistentes que obligatoriamente deben estar presentes en un encuentro ocupará una de las dos bandas, aunque su radio de acción se limita únicamente a la zona que va desde la mitad del campo hacia su derecha.

El árbitro asistente o juez de línea que se encuentre más cerca del área técnica debe llevar a cabo una señal para indicar al árbitro que uno de los equipos desea realizar una sustitución. Esta señal se hace al borde de la línea de banda, justo en el lugar en el que se tiene que situar el jugador que va a reemplazar al compañero que está dentro del terreno de juego. Precisamente en esa zona que hay entre la línea de banda y el área técnica se encuentra también el cuarto árbitro.

Por otra parte, se considera que la pelota no está en juego cuando traspasa en su totalidad la línea de banda. Si pasa esto se concede saque de banda, siendo esta la forma correcta de reanudar el juego en este caso. Si el balón solo traspasa la línea de banda parcialmente, no se tiene que interrumpir el juego.

Para llevar a cabo el saque de banda, el futbolista debe estar de frente al terreno de juego cuando vaya a lanzar el balón, situándose aproximadamente en el punto en el que la pelota salió fuera del campo. El jugador tiene que colocar los pies en el exterior de la línea de banda o poner solo una parte de ambos sobre la misma, quedando totalmente prohibido que la traspase para efectuar el lanzamiento.

Actualmente existen diversas alternativas para marcar las líneas de banda y el resto de las líneas de un campo de fútbol. Las más habituales son a través de un carro marca campos o a mano por medio de un aerosol. Esta última opción es mucho más económica que la otra y, por lo tanto, suele ser la más utilizada, sobre todo en los campos de fútbol pertenecientes a categorías inferiores. No obstante, se tendrá que emplear mucho tiempo para llevar a cabo la marcación de este modo. En el caso de que se haga a mano, se tiene que utilizar una cinta marca campos con el fin de delimitar el ancho de las líneas para que estas sean perfectas.

Pin It on Pinterest

Share This