La línea defensiva en el fútbol, defensa zonal

La línea defensiva la componen los jugadores más cercanos a nuestro portero y abarca todo lo ancho del campo, estos jugadores son los principales encargados (junto al portero) de defender la portería e impedir que no nos metal gol, aunque, es labor de todo el equipo defender cuando no tenemos la posesión de la pelota.

Puede ser una defensa de 3, 4 o 5 jugadores también, junto al portero son los que inician el juego en su propio campo. Hay que tener en cuenta que tres jugadores son muy pocos para ocupar todo lo ancho del campo y es muy fácil sobrepasarlos, lo normal es que sean cuatro y si colocamos cinco aún las distancias entre jugadores son menores.

La línea defensiva es una defensa zonal, mejor si es presionante, cada jugador defiende su zona y se encarga de defender su zona y de ayudar a los compañeros más cercanos. Los componentes de esa defensa zonal se deben comportar como una unidad lineal y jugar juntos, sabiendo lo que tiene que hacer cada compañero.

Tenemos que saber jugar con el fuera de juego que provocamos a nuestra espalda y con la distancia de relación con nuestro portero.

Dividiremos lo ancho del campo en 5 pasillos y en 3 sectores el medio de campo: área y dos zonas iguales entre área y medio campo, que es el espacio en el que actúa el fuera de juego.

(En la imagen inferior vemos como se sitúan 4 jugadores en el medio campo)

colocación en línea defensiva o defensa zonal

El posicionamiento a la altura de la línea defensiva es el lugar donde queremos defender y también la colocación y posicionamiento de los jugadores cuando tenemos el balón de cómo queremos sacarlo jugado.

Defensivamente los jugadores deben estar colocados en 3 pasillos, una distancia entre ellos de 12 a 15 metros, una distancia total de unos 40 metros. Así evitaremos los pases interiores entre nuestros jugadores. Con balón jugaremos a diferentes alturas buscando la amplitud.

colocación de pases interiores en líneas defensivas

Conceptos técnico-tácticos defensivos que debemos manejar: basculación, cobertura, anticipación marcaje, entradas 1×1, temporización, repliegue, permutas, vigilancias, salir hacia delante cuando el contrario juega un pase atrás (achicar), estar perfilado (orientado), juego de cabeza, …

Conceptos técnico-tácticos ofensivos que debemos manejar: Amplitud, profundidad, desmarques, apoyos, velocidad de juego, regate 1×1, cambios de orientación, …

Comportamientos de la linea defensiva

Comportamiento de la línea defensiva zonal cuando el rival tiene el balón:

-Si el jugador rival con el balón está presionado, la línea defensiva se mantiene en la posición, jugadores quietos, se vigila las marcas y el cuerpo está orientado para poder retroceder (correr hacia atrás) o para avanzar si el contrario hace un pase atrás.

-Cuando el contrario hace un pase atrás, el bloque defensivo (la línea) sale y reduce la distancia sobre el balón, más o menos la misma distancia del pase. Los jugadores salen, achican.

-Jugador rival con la pelota controlada, pero sin oposición, la línea defensiva esta quieta, vigila el espacio a su espalda, se perfila para correr hacia atrás por si hace pase largo, si lo hace y golpea largo hay que replegar rápidamente y vigilar la entrada de los jugadores contrarios que nos buscaran la espalda. Quietos y si lanza el balón, retrocedo.

-Si el contrario avanza sin oposición, la línea defensiva repliega hasta que el poseedor del balón tenga la oposición de un compañero. Si llegamos al borde del área, sale uno de los jugadores más cercanos y los demás hacen la cobertura.

-En los centros laterales debemos incidir en el perfil de nuestros jugadores y de la línea defensiva, que los jugadores vean nuestra marca y que permita orientar el despeje, es decir, culo mirando a la puerta y la espalda orientada a la portería.

Cuando llega el balón desde la banda dentro del área debemos estar perfilados viendo al contrario, saber girarnos y cambiar la orientación del cuerpo, es muy importante que no nos busquen la espalda y fijar la marca con contacto del rival.

La colocación del portero también es importante, debe dominar el espacio entre la defensa y la portería. Debe estar bien posicionado y estar rápido para poder intervenir tanto en pases bombeados al área desde la banda, como en los pases del contrario a la espalda de la defensa, debe dominar esa distancia de relación entre él y la defensa.

Hay veces que, si la línea defensiva es alta, estará adelantado fuera del área, con el riesgo de que el rival pueda meter gol en un tiro lejano y bombeado, es un riesgo que debe asumir porque pocos goles se hacen de distancias alejadas y son muchas las intervenciones exitosas que evitan situaciones peligros de gol en balones largos.

Ejercicios para practicar la línea defensiva

Los partidos aplicados son diferentes ejercicios para trabajar la línea defensiva, tanto en ataque como en defensa. A continuación os dejamos algunos ejercicios de partidos aplicados y partidos reducido con lo que podréis trabajar la línea defensiva con vuestros equipos. Cada entrenador adaptará los ejercicios en función de sus jugadores y la categoría en la que jueguen.

Aquí os dejamos algunos videos interesantes de ejercicios, para trabajar la línea defensiva, a partir de ellos vosotros os podéis crear vuestros propios ejercicios dependiendo de vuestros propios gustos y con arreglo al equipo que dispongáis:

Pin It on Pinterest

Share This