Prórroga

En el caso de que un partido quedase en empate al concluir el tiempo reglamentario, se puede añadir un tiempo extra para poder proclamar a un solo vendedor. A este intervalo de tiempo se le denomina prórroga.

En el mundo del fútbol, la prórroga está formada por dos periodos de quince minutos cada uno, y únicamente se utiliza en los torneos que emplean el sistema de eliminación, quedando su uso descartado en los de liguilla. El partido no termina hasta que no pasan los treinta minutos adicionales.

El reglamento estable que, si al finalizar la prórroga el resultado sigue siendo un empate, el ganador del partido se decidirá por medio del lanzamiento de penaltis. Por norma general son tandas de cinco penaltis por cada equipo.

En la actualidad, la UEFA permite realizar un cuarto cambio en aquellos partidos que lleguen a la prórroga. Con este gesto se intenta cuidar de la salud del deportista, de tal forma que quien lo necesite pueda ser sustituido y así no llegue exhausto al final del partido.

El gol de plata y el gol de oro

En algunas competiciones la prórroga concluía automáticamente cuando uno de los equipos marcaba el primer gol, es decir, con total independencia de que el partido se encontrase en la primera o en la segunda parte del tiempo suplementario. Es lo que se conocía como gol de oro.

Otro método utilizado era el gol de plata. En este caso, el partido no finalizaba cuando uno de los dos equipos marcaba el primer gol durante el primer tiempo de la prórroga, sino que este debía seguir jugándose, dándole así al otro equipo la oportunidad de empatar. Si este no lo conseguía al terminar el primer tiempo, el partido habría concluido proclamándose vencedor el equipo que marcó el primer gol.

Tanto el gol de plata como el gol de oro no se utilizan en la actualidad.

La prórroga en el fútbol sala

El reglamento con respecto a la prórroga cambia en el fútbol sala. Aquí se juegan dos periodos de tiempo de veinte minutos cada uno, lo que hace un total de cuarenta minutos. Cuando se trata de partidos de eliminación directa, se juegan dos tiempos suplementarios de tres minutos cada uno en el caso de que el encuentro haya terminado en empate. Todos esto sumaría un total de cuarenta y seis minutos.

Si la prórroga finaliza y el empate continúa, se pasa directamente a la ronda de penaltis, la cual está formada por tandas de tres penaltis por cada equipo. Si incluso así el partido sigue empatado, se pasará a la muerte súbita, la cual consiste en rondas de un penalti hasta llegar al último tirador. La serie comenzará de nuevo con el primer tirador hasta que se proclame un vencedor.

Pin It on Pinterest

Share This