Sanciones en el fútbol

valores de una escuela de futbolEl fútbol es un deporte y, como tal, tiene una serie de reglas que han de ser respetadas. Para velar por el correcto cumplimiento de las normas establecidas existe la figura del árbitro, quien tiene la potestad de aplicar diferentes sanciones dependiendo de las infracciones cometidas por uno u otro equipo a lo largo de un encuentro.

Además, el árbitro tiene la potestad de aplicar sanciones disciplinarias fuera de los 90 minutos de juego, es decir, durante los minutos previos (desde que los jugadores caminan por el túnel de entrada al terreno de juego) hasta los minutos posteriores al partido (cuando los jugadores se dirigen de nuevo a sus respectivos vestuarios). Todas las sanciones disciplinarias quedan recogidas en el acta del partido, que, tras ser redactada, es firmada por el árbitro y por los delegados de campo de ambos equipos.

Sanciones relacionadas con la interrupción del juego

De acuerdo con la normativa actual en lo que respecta a las reglas de juego, las principales sanciones que pueden existir son las siguientes:

1/ Tiro libre directo: se concede un tiro libre directo si un jugador comete una de las siguientes infracciones y el árbitro considera esta acción como temeraria o imprudente:

    1. Dar o intentar dar una patada a un rival
    2. Saltar sobre un rival
    3. Zancadillear o intentar zancadillear a un rival
    4. Dar un golpe o intentar dar un golpe a un rival
    5. Tocar al rival antes que al balón en una entrada al intentar robar un balón
    6. Agarrar aun rival
    7. Tocar el balón con las manos de manera intencionada para detener o desviar su trayectoria

El tiro libre directo se lanza siempre desde el lugar donde se haya señalado la infracción y, en caso de que el balón cruce la línea de gol con solo un golpeo, este subirá al marcador. Además, en los tiros libres directos está permitido que el equipo defensor coloque varios jugadores a modo de “barrera” con el fin de obstaculizar el lanzamiento directo a puerta.

2/ Tiro libre indirecto: se concede un tiro libre indirecto si el portero de uno de los equipos comete una de las siguientes infracciones:

  1. Tarda más de seis segundos en poner el balón en juego tras haber realizado una parada y mantenido el balón en sus manos
  2. Coge el balón con la mano después de haberlo puesto en juego y de que sólo jugadores de su propio equipo hayan entrado en contacto con él (cesión)
  3. Coge el balón con la mano después de haberlo puesto en juego y que ningún jugador (de su equipo o del contrario) haya entrado en contacto con él.

Además, si un jugador comete una de las siguientes infracciones, también se señalará con un tiro libre indirecto:

  1. Juega de una manera peligrosa o temeraria
  2. Obstaculiza a un adversario o al portero contrario al intentar sacar de portería
  3. Un jugador comete una infracción no señalada anteriormente pero que provoque que el juego se interrumpa para amonestarle

El tiro libre indirecto se lanza siempre desde el lugar donde se haya señalado la infracción y, en caso de que el balón cruce la línea de gol con solo un golpeo, este NO subirá al marcador. Además, en los tiros libres indirecto está permitido que el equipo defensor coloque varios jugadores a modo de “barrera” con el fin de obstaculizar el lanzamiento a puerta (precedido de un primer toque corto por parte de un jugador).

3/ Tiro penal o penalti (penalty): se concede un tiro penal o un penalti si se comete una infracción sancionable con un tiro libre directo dentro del área, independientemente de la posición del balón y siempre que este se encuentre en juego. El tiro penal o penalti es un lanzamiento directo que se realiza desde el punto de penalti, situado a once metros de la línea de gol y delante del cual sólo puede colocarse el portero. Los jugadores de ambos equipos deberán estar colocados en todo momento previo al golpeo del balón en la zona exterior al área de gol y el portero deberá de tener sus pies colocados sobre la línea de gol en los hasta los instantes previos al golpeo.

Sanciones disciplinarias

Las sanciones disciplinarias son aquellas que afectan en particular al jugador que ha cometido la infracción.

Existen dos tipos de sanciones disciplinarias: la amonestación (tarjeta amarilla) y la expulsión (tarjeta roja). Dependiendo de la gravedad de la infracción cometida, el árbitro será quien decida qué clase de sanción disciplinaria deberá aplicar. Si la infracción no pone en riesgo la integridad física del contrincante, será sancionada generalmente con una amonestación, mientras que, si la infracción pone en riesgo la integridad física de un rival o supone una falta de respeto grave a un integrante del equipo contrario o del equipo arbitral, supondrá una expulsión. La expulsión durante un encuentro supone, como mínimo, la expulsión del mismo y una sanción de al menos un partido para el jugador que la percibe. Además, dependiendo de la gravedad de la infracción, el jugador podrá ser sancionado con varios partidos, pudiendo llegar la sanción a durar meses.

Además, la acumulación de dos amonestaciones (dos tarjetas amarillas) a lo largo de un encuentro supondrá la expulsión del jugador (tarjeta roja). Asimismo, la acumulación de cinco amonestaciones (tarjetas amarillas) a lo largo de diferentes encuentros, supondrá una sanción de un partido al jugador que las haya percibido.

Algunas de las infracciones sancionables con una amonestación o tarjeta amarilla son:

  1. Conducta antideportiva: infringir repetidamente las reglas del juego
  2. Pérdida de tiempo en la reanudación del juego
  3. No respetar la distancia reglamentaria en un córner o tiro libre
  4. Acceder o abandonar el terreno de juego sin el consentimiento previo del árbitro

Algunas de las infracciones sancionables con una expulsión o tarjeta roja son:

  1. Realizar un juego que ponga en peligro la integridad física del contrincante
  2. Conducta violenta
  3. Insultar, menospreciar, escupir etc. a cualquier integrante del equipo contrario o del equipo arbitral
  4. Impedir un gol entrando en contacto el balón con la mano de un jugador (exceptuando el portero en el área)
  5. Impedir mediante una zancadilla, patada o agarrón el desenlace de una oportunidad manifiesta de gol
  6. Recibir una segunda amonestación durante un partido

Pin It on Pinterest

Share This
jQuery(function ($) { //open toggle $('a.open-toggle').on('click', function(event){ $('#toggle1.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle2.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle3.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle4.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); }); });