Ejercicio de partido aplicado, dos equipos de siete jugadores más un portero

Ejercicio de partido aplicado, en un campo de 60 por 60, es decir, aproximadamente, el espacio comprendido entre área y área de un campo de fútbol convencional, dos equipos juegan un partido de siete jugadores de campo más un portero contra otro de las mismas características.

El campo se divide en tres zonas: zona de iniciación de juego, zona de creación y zona de finalización. Los jugadores estarán colocados: tres defensas, dos medios y dos delanteros más un portero.

Cada jugador debe jugar en su zona, no pudiendo salir de la misma salvo que el equipo poseedor del balón, pase el balón a la siguiente zona y por consiguiente, pueda incorporar un jugador a la siguiente zona.

En la zona de iniciación se juega tres defensas contra dos delanteros, cuando pasamos a la zona de creación se incorpora un defensa y hacemos una superioridad de tres contra dos y cuando pasamos a la de finalización, se pueden incorporar dos jugadores para hacer una superioridad de cuatro contra tres e intentar marcar gol.

El objetivo de este partido es potenciar el juego interior del equipo, buscar siempre la movilidad de los jugadores por dentro, con apoyos constantes. El equipo que roba el balón, puede jugar contraataque e intentar llegar a la portería contraria en el menor numero de toques posible.

La duración del ejercicio es 15 minutos, jugando tres series de cinco minutos cada una. Se debe adaptar la duración e intensidad del ejercicio a la categoría en la que participa el equipo.

Pin It on Pinterest

Share This