Ejercicio de fútbol, partido reducido seis jugadores contra seis más dos porteros

partido reducido para mejorar la presión tras pérdida

  • Ejercicio o Tarea: Partido reducido en medio campo, de 6 jugadores más un portero contra 6 jugadores con 1 portero, en medio campo. Cada jugador juega en su zona.
  • Nº de jugadores: 12 jugadores de campo más 2 porteros.
  • Tipo de la tarea: Partido reducido / gol / posesión / presión / cambio orientación.
  • Material empleado: setas o cintas para delimitar las zonas del terreno de juego, una portería portátil, petos de dos colores para diferenciar a los equipos y balones.
  • Duración de la tarea: 2 series de 10 minutos o 3 series de 7 minutos, aunque siempre podrá ser modificado dependiendo del nivel de los jugadores o de sus edades.
  • Dimensiones del terreno: medio campo de 65 metros de ancho por 50 metros de largo, dividido en dos sectores en el centro y tres carriles un central y dos en bandas.

Desarrollo

Jugamos un partido normal de seis contra seis con las dimensiones del mediocampo. En este ejercicio de partido reducido, el campo está dividido en 2 sectores y 3 pasillos donde juegan seis jugadores por equipo

Colocamos los jugadores como están en el dibujo, cada jugador se coloca en la posición que juega habitualmente en los partidos.

En el equipo rojo juegan, por ejemplo, un portero, dos centrales, dos laterales o extremos, un medio centro o pivote y un delantero.

En el equipo negro juegan, por ejemplo, un portero, dos medios centros, un media punta, dos extremos y un delantero centro.

Cada jugador juega en su zona y para crear las superioridades, se puede incorporar a la otra zona cercana cuando tiene el balón. El objetivo del partido es combinar el juego interior con el juego por bandas, buscando los cambios de orientación.

Reglas

  • Es obligatorio ir y realizar rápidamente la presión tras la pérdida del balón dentro de su zona.
  • Dar mucha velocidad al juego, jugar máximo a dos o tres toques para mover rápido el balón.
  • Jugar muy cerca del contrario, acoso constante, para que el jugador contrario se acostumbre a jugar el balón con el contrario encima.
  • Cambio constante de orientación, movemos el balón de una zona a otra.
  • Combinar juego interior con el juego en banda.
  • Amplitud y profundidad.
  • Buscar buenas líneas de pase y los espacios libres.
  • Ir a sprint a la presión, esto hará que nuestro partido gane mucho en calidad y en la ejecución de las acciones y todo esto o nos permitirá trabajar mucho en el aspecto físico, técnico-táctico.

Variantes

  • Se puede cambiar de sistemas de juego o la ubicación de los jugadores. Por ejemplo, en el pasillo central, colocar dos jugadores por equipo en cada zona.
  • Dos jugadores del poseedor del balón se pueden incorporar a la zona siguiente para sorprender y crear más superioridad numérica.
  • Aplicar distintos sistemas de juego acorde al partido del fin de semana, un equipo juega como vamos a jugar nosotros y otro como el rival.
  • Para meter gol el balón debe pasar por los tres pasillos y en las dos zonas.

Objetivos

  • Encontrar situaciones ventajosas de superioridad en el partido.
  • El portero cuando tenemos el balón es un jugador más de campo.
  • Saber jugar tanto por dentro como por fuera, por las bandas.
  • Trabajar el aspecto físico (dando un ritmo alto de juego), el técnico (control y pase) y el táctico.
  • Buscar la “espalda” de los jugadores de banda.
  • Búsqueda constante de la portería contraria, con pocos toques.
  • Trabajar sobre la presión tras pérdida, hacerle ver al jugador que una presión instantánea en la mayoría de casos hace que el equipo recupere antes el balón y realice un trabajo físico menor.
  • Hay que hacer gran cantidad de ocasiones de gol puesto que las distancias son pequeñas y encontraremos muchas situaciones de gol.
  • Aprender a sacar el balón a banda cuando nos encontramos en igualdad numérica.
  • Ritmo elevado de juego, jugar contra ataque en la transición defensa-ataque.
  • Cambios de orientación.
  • Aprender a jugar uno contra uno ofensivo y defensivo y aplicar bien las temporizaciones defensivas y ofensivas.
  • Amplitud y profundidad.
  • Jugar cerca del contrario.
  • Anticipación y marcajes fuertes.
  • Movilidad constante de jugadores y del balón.
  • Potenciar la anticipación.

Pin It on Pinterest

Share This