Los valores que debemos tener en un equipo de fútbol (4º Parte)

 

Los valores lo deben tener todos los componentes de un equipo de fútbol tanto los entrenadores y técnicos como los jugadores ya que son los principios que tenemos las personas. Son normas de conducta y actitudes que todo ser humano debe poseer y que consideramos correctas. Suelen ser convicciones que determinan nuestra manera de ser, creencias que nos ayudan a comportarnos de una manera. Todas estas creencias hacen que las personas elijan entre una situación u otras, o se comporten de una manera correcta o incorrecta.

 

Los valores personales más relevantes son: la humildad, perseverancia, ambición, diversión, autodisciplina, autorrealización, lograr el triunfo, lograr el éxito, la autoexpresión, tener o mejorar una buen salud, autoconocimiento, creatividad, reconocimiento, esfuerzo, espíritu de sacrificio, deportividad, recompensa, participación, autodominio, juego limpio, confianza, atención, concentración, objetivos claros, obediencia, honestidad, sinceridad, disposición a ayudar a los demás, empatía, cortesía, tolerancia, convivencia, lealtad, pasión, valentía,….

 

Autorrealización: desarrollar nuestro potencial para llegar a convertirnos en lo que somos,  llegar a ser uno mismo en la máxima plenitud, desarrollar nuestro potencial para convertirnos en lo que somos. Hay que desarrollar al máximo nuestro talento, nuestras capacidades y habilidades. Como se dice: ’Quiero ser quien sé que puedo ser’. Todo esto lleva un trabajo de desarrollo personal muy intenso, un camino de autodescubrimiento de uno mismo.

 

Autoexpresión: son un conjunto de características propias nuestras, de una persona que lo hacen único y original a la hora de expresarse, son conductas aprendidas de forma natural que hacemos nuestras: expresiones, sonrisas, forma de comunicarnos,

 

Autoconocimiento: es el conocimiento que tenemos de nosotros mismos, nos permite comprender y reconocer quien somos, que es el inicio para querernos y valorarnos. Hay que parar de vez en cuando a pensar quien somos, reflexionar y poder escribir nuestras metas. Es un conocimiento nuestro, profundo y sincero,  de todos los aspectos tanto los positivos como los negativos. Es un paso previo para lograr el autorrespeto, el autocontrol y sobre todo la autoestima.

 

Autodominio: es tener el control de las  reacciones e impulsos ante determinados estímulos, afrontado con paciencia las relaciones personales, evitando las reacciones inadecuadas. Control de las emociones que tenemos. Ayuda a tener una sana convivencia ya que implica tolerar a las personas que se encuentran alrededor nuestra.

 

Juego limpio ’fair play’: es un comportamiento correcto, leal, sincero en el deporte, jugar al fútbol sin hacer trampas. Hay que tener una correcta convivencia y respeto con los compañeros, dirigentes, contrarios, espectadores, árbitros,… Hay que ganar al rival respetando las reglas de juego, no jugar de manera sucia, no utilizar ni a agresión física ni la verbal. Hay que felicitar al contrario cuando gana y no debemos despreciarle cuando pierde. Jugamos al fútbol para disfrutar y divertirnos.

 

Objetivos claros: que queremos y para cuando lo queremos, para llegar donde queremos tenemos que saber qué objetivos tenemos, tenemos que saberlo día a día. Revisa tus objetivos a menudo para ver si te vas acercando o alejando de ellos. Deben ser realizables, factibles, deben ser medibles, deben tener un tiempo para alcanzarlos, es bueno que estén escritos para recordarlos, y si soy a muy largo plazo tienen que ser flexibles  para poder acomodarlos a posibles cambios.

 

Obediencia: es aceptar la voluntad de la persona que dirige un grupo, obedecer a la persona que manda, respetar unas normas, unas reglas, unos comportamientos, es muy importante para una convivencia y unas buenas relaciones humanas. Es importante que parta del convencimiento y de pensar que es bueno para el colectivo. Es una actitud responsable de participación y colaboración  Es importante que se explique él porque es necesario que se realicen las cosas. Debemos pensar que obedeciendo no nos sentimos inferiores o sumisos, sino pensar que es bueno para nosotros y el equipo. La obediencia no hace distinción entre las personas o situaciones y debe ir acompañada de nuestra voluntad de hacer las cosas, es un acto consciente producto del racionamiento. Si vemos que algo no es correcto, lo decimos, y damos nuestro punto de vista, pero no debemos hacer algo contrario o distinto de lo que nos han mandado.

 

Honestidad: es una cualidad humana para respetar los principios morales y las buenas costumbres, ser coherente entre  lo que se piensa y lo que se hace, ser honrado en  los actos, en las intenciones y en las palabras, hay que ser transparentes con los demás, no ocultar nada, esto da mucha fuerza al colectivo. Decir siempre la verdad, obrando siempre de forma recta y clara. Se justo, decente, integra, respetuoso consigo mismo y con los demás, Hay que cumplir con nuestras obligaciones y compromisos, aunque nadie nos vaya a gratificar. Evitar la murmuración y la crítica destructiva, guardar seriedad y discreción  en confidencias personales.

 

Sinceridad: decir la verdad, no mentir, ser coherentes en lo que se piensa, se dice y se hace, es una persona digna de confianza, es congruente en su manera de pensar y actuar, es transparente, no finge, no aparenta, hay veces que esta manera de actuar es incómodo y desagradable. Hay veces que hay que tener mucho tacto y discreción, se sutil y cuidadosos y ser sinceros sin herir a las demás, saber cuándo hablar y cuando callar. La persona sincera tiende a tratar a todos por igual, no hace diferencias, el respeto a los demás no distingue de rasgos sociales.

 

Disposición a ayudar a los demás: sentirse útil para otros, dispuesto siempre a colaborar, estar pendiente de otras personas, requiere saber escuchar al otro y ponerse en su lugar. Esa ayuda te hace sentirte bien a ti mismo. Ayudar crea una corriente de confianza entre las personas y permite aprender y enriquecernos unos de otros.

 

Empatía: ponerse en el lugar de la otra persona tratar de comprender lo que pasa por su mente y hacérselo saber, experimentar lo que siente el otro individuo. Escuchar a los demás, entender sus problemas, es una actitud positiva que permite tener unas relaciones saludables  Si hay empatía entre las personas se ayudan entre sí. Es más fácil aumentar la capacidad de empatizar si estamos atentos y observamos el mensaje que nos tramite otra persona. Facilita la comunicación y la resolución de conflictos.

 

Cortesía: es tratar a las personas de buenas maneras, tener buena educación, amabilidad, consideración con las personas, un comportamiento personal de buenas costumbres o maneras,  son personas afables, atentas, que respetan a los demás. Para ser cortes es importante tratar a las personas como nos gustaría que nos traten a nosotros, evitar expresiones o comportamientos ofensivos, no interrumpir a alguien cuando habla, escucha activa al compañero cuando nos habla, no burlarse de sus opiniones, ser amable y educado,… Con esto conseguimos una convivencia pacífica y armónica.

 

Tolerancia: es respetar al prójimo, a lo que es diferente a uno mismo, es un respeto integro a otras personas, hacia sus creencias o ideas o actitudes, aunque sean diferentes u opuestas a las nuestras. Hay que aceptar opiniones y comportamientos diferentes a los nuestros o los establecidos por el entorno social en os que estemos. Debemos ser tolerantes y aceptar algunas situaciones injustas en contra de nuestros intereses propios o de equipo. Todo esto sin que nos avasallen nuestros derechos y cosas hechas  incorrectamente o atenten contra nuestra integridad.

 

Convivencia: vivir en compañía, compartir con otra persona parte de tu día, de una manera armoniosa, pacífica y serena, huyendo de riñas, disputas y discusiones  Hay que interactuar y relacionarse con los demás en un plano de respeto e igualdad y pensando que somos diferentes unos de otros, la calidad de la convivencia es responsabilidad de todos los miembros del equipo. Para alcanzar una buena convivencia cada miembro del equipo tiene que tener sus Límites y Derechos y además debe cumplir con unas Obligaciones.

 

Lealtad: es cumplir un compromiso, aunque las circunstancias iniciales hayan cambiado o sean  adversas, es una obligación que tiene uno para el compañero, es una convicción.  Es la fidelidad que le debemos a una persona, a un proyecto o una organización o un club, nunca darles la espalda.  Ser fieles a lo que creemos y en quien creemos. La lealtad es muy esencial en las amistades que tengamos.

 

Pasión: es una emoción o sentimiento intenso, bastante fuerte por un objetivo, una idea, por cierta actividad, por una persona,…Cuando una persona responde a su pasión lo que más le interesa es cumplir y satisfacer esa pasión. El fútbol es una afición. En el fútbol un apasionado es una persona que ‘ama’, que quiere este deporte, que tiene este ‘hobby’ como su distracción predilecta. Cuando una pasión te mueve, lo hace con gran fuerza, con intensidad  e ímpetu, te atrae como un imán, te da energía para superar cualquier obstáculo, es capaz de generar emociones que jamás lo habías sentido, te hace esforzarte al máximo, te ayuda  a dar el máximo de ti mismo, contagia a otras personas.

 

Valentía: hacer lo que tienes que hacer aunque tengas miedo, superar las adversidades, los impedimentos y las dificultades. Una persona es valiente cuando logra vencer sus dudas y temores, y actúa con firmeza y decisión. Actuar con determinación y coraje, no tener miedo. Esto hace que puedas conseguir cosas  que te pueden dar miedo, te enseñan que nunca hay que rendirse, nos permite superar obstáculos, ser creativos, buscar soluciones ante problemas, rectificar a tiempo, superarnos, no parar hasta conseguir los objetivos,…

Pin It on Pinterest

Share This
jQuery(function ($) { //open toggle $('a.open-toggle').on('click', function(event){ $('#toggle1.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle2.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle3.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle4.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); }); });