Preparador físico

El preparador físico es aquella persona encargada del entrenamiento de los jugadores, la cual trata de mantenerlos en plena forma antes, durante y después de toda la temporada. Además, intentará ayudar a recuperarse a los jugadores que hayan sufrido algún tipo lesión. Forma parte del equipo técnico de un club, y su labor es fundamental para que los jugadores alcancen un alto nivel gracias al buen trabajo físico previamente planificado.
La figura del preparador físico es tan importante como la del propio entrenador, aunque quizás esté menos reconocida. Las habilidades, la velocidad y la agilidad de los jugadores no serán suficientes si antes no han recibido una buena preparación por parte de este trabajador. En resumen, se podría decir que la función del preparador físico es la de colaborar, apoyar y facilitar el duro trabajo del entrenador.
La planificación de la temporada es muy importante, la cual también es realizada por el preparador físico. Sin embargo, aquellos que pertenecen a grandes equipos suelen elaborarla cada tres meses. Lo hacen así ante la posibilidad de que el entrenador sea despedido, y con él todo el equipo técnico. De esta forma no habrá perdido el tiempo planificando un trabajo físico que no se va a realizar.

Las funciones del preparador físico

En la pretemporada, el preparador físico examina exhaustivamente a los jugadores de su equipo, siguiendo su evolución durante todo el transcurso de cada uno de los partidos amistosos. De este modo puede tomar nota de cómo tiene que actuar si durante la temporada regular el jugador sufre un bajón físico o anímico. Por este motivo, los entrenamientos de la pretemporada suelen ser muy duros, ya que los futbolistas disponen de más tiempo para recuperarse tras un gran esfuerzo físico.
Durante los entrenamientos dispondrá a los jugadores para que realicen una serie de ejercicios, los cuales estarán destinados a aumentar su resistencia física, algo realmente indispensable que saldrá a relucir cuando se sientan cansados en algún momento de la temporada. Justo en ese instante comprobarán si su preparación ha sido la correcta. El preparador físico también trabajará la velocidad durante la pretemporada para saber qué jugadores pueden mantener un ritmo adecuado cuando lleguen los partidos oficiales.
Los grandes equipos de fútbol pueden tener hasta setenta partidos en una sola temporada. A esta cifra hay que sumarle además todos los entrenamientos, lo cual supone un gran esfuerzo que muchos jugadores no soportan, por lo que pueden necesitar largos periodos de recuperación. Es aquí donde entra de nuevo en acción la figura del preparador físico, ya que cuando este note al equipo bajo física o anímicamente, debe realizar entrenamientos más intensos con el fin de que se recupere lo antes posible del bajón. Eso sí, sin sobrentrenarlos.

Muchos preparadores físicos realizan entrenamientos personalizados para cada uno de los jugadores que forman parte de su equipo, por lo que en muchas ocasiones no siguen una estructura concreta dentro de un plan de entrenamiento. Incluso a veces necesitan el apoyo de un segundo preparador que los ayude con la preparación de algún grupo reducido de jugadores, los cuales hayan manifestado un evidente bajón físico. Si los resultados no son positivos, el cuerpo técnico puede decidir realizar la planificación física de manera semanal en lugar de trimestral.
Después de una dura temporada, el preparador físico tendrá que planificar el post entrenamiento en el cual valorará el estado físico de los jugadores tras las vacaciones. Es necesario que les realice un control a base de visitas y llamadas con el fin de seguir su estado. De lo contrario podrían sufrir graves lesiones durante la pretemporada, lo cual afectaría negativamente al rendimiento del equipo en la temporada oficial.

Quizás también podría interesarte:

Entrenador

 

Ver más

 

Segundo entrenador

 

Ver más

 

Entrenamiento de porteros

 

Ver más

 

Pin It on Pinterest

Share This