Fútbol 7

Se trata de un deporte derivado del fútbol en el cual los equipos están formados por siete jugadores, de ahí su nombre. En el fútbol 7 casi todo está regulado, y estas estrictas normas se aplican en todos los países donde se practica. Además, están reconocidas por la Real Federación Española de Fútbol.

La plantilla de cada equipo puede estar formada por hasta doce jugadores. Todos ellos podrán participar durante el partido a medida que se realizan los cambios. Las zapatillas utilizadas en el fútbol 7 tienen que tener las suelas lisas, quedando totalmente prohibido el uso de botas con tacos. Los campos de fútbol 7 pueden estar tanto al aire libre como en pista cubierta, pero en ambos casos el terreno de juego será de césped artificial.

El árbitro es el encargado de hacer que se cumplan las normas, pudiendo amonestar a los jugadores con tarjetas amarillas y rojas. En el caso de que el colegiado le saque dos tarjetas amarillas a un mismo jugador en el transcurso de un partido, este abandonará el terreno de juego tan solo dos minutos, pudiendo ser sustituido durante ese tiempo por otro jugador.

Si el árbitro le saca la tarjeta roja a un futbolista, este será expulsado inmediatamente sin que pueda volver a entrar en el campo, y además el equipo tendrá que esperar dos minutos para reemplazarlo. Las faltas pitadas por el árbitro se van acumulando, de tal modo que cuando el equipo lleve seis tendrá que lanzar un tiro libre.

Normas que diferencian al fútbol 7 del fútbol 11

La primera diferencia se puede encontrar en las medidas del terreno de juego. El radio del círculo central en fútbol 7 es de 6 metros y en fútbol 11 es de 9,15 metros. Además, la distancia entre los postes de la portería y las medidas de esta también son distintas en cada modalidad. Las medidas del área de meta, de penalti y de esquina también varían de un estilo de juego a otro.

La regla que habla del balón indica la circunferencia máxima y mínima que debe tener este en fútbol 7, la cual es diferente en el fútbol 11. Siete jugadores componen cada uno de los equipos de fútbol 7, de los cuales uno de ellos será el guardameta. Siempre tiene que haber como mínimo en el terreno de juego cinco jugadores, y en el caso de que esto no  ocurriese, el partido se dará por terminado  proclamándose ganador el equipo contrario.

En el fútbol 7 pueden ser convocados hasta un máximo de doce jugadores, de los cuales cinco suplentes podrán entrar y salir cuando así lo requiera su entrenador y con el permiso del árbitro. En el fútbol 11 se juega con once jugadores, de los cuales uno actúa de portero. Hay siete suplentes pero solo tres pueden ingresar al campo para sustituir a otros jugadores. El futbolista sustituido nunca podrá volver al terreno de juego.

Los jueces de línea no son obligatorios en el fútbol 7. En cambio, en el fútbol 11 siempre hay dos, además de un cuarto árbitro. La duración del partido también es diferente en cada modalidad, así como la distancia del saque de salida, de los tiros libres, del penalti y del saque de esquina.

En el fuera de juego se puede apreciar una diferencia muy clara. En el fútbol 7 se produce fuera de juego en la línea que se encuentra a doce metros de la línea de fondo, pero fuera de ella este no existe. En el fútbol 11 el balón es el encargado de marcar la posición de fuera de juego siempre que el jugador se encuentre en su propio campo.

Quizás también podría interesarte:

Pin It on Pinterest

Share This