Regate

El regate es el movimiento que realiza un jugador para evitar que el contrario le robe el esférico, y también es la habilidad técnica que posee el futbolista para conseguir esquivar a un defensor sin perder el control del balón. Esta cualidad requiere de la imaginación y de la personalidad del jugador que la lleva a cabo.

La improvisación es la base de cualquier regate. Solo mediante la observación el jugador que realiza el regate elegirá el movimiento más adecuado para superar a su oponente. Toda esta jugada ocurre en segundos, por lo cual la rapidez para afrontar ese tipo de acciones y salir airoso es una de las capacidades del regateador.

Otras de las cualidades que poseen los jugadores que realizan regates son la destreza y el cambio de ritmo, es decir, saben aprovechar cualquier ventaja para sobrepasar a un rival o a toda una línea de jugadores contrarios. Incluso a pesar de que hay jugadores poco hábiles con el esférico, son capaces de realizar este tipo de jugadas con una gran decisión confiando plenamente en sus posibilidades.

Las cualidades de un buen regateador

El regateador debe poseer un control perfecto de su cuerpo y una buena coordinación, además de dominar perfectamente los apoyos en el suelo. Sus habilidades técnicas deben ser excelentes para poder superar a sus oponentes.

El buen equilibrio es fundamental. Para conseguirlo el jugador debe mantener su centro de gravedad bajo. También debe ser muy observador, teniendo bajo control en todo momento la situación de los demás en el terreno de juego, ya sean sus compañeros o sus rivales.

El esférico debe permanecer en todo momento muy cerca del jugador para evitar perder su control. Un buen regateador debe adelantarse a los movimientos de su oponente, para lo cual debe mantener una distancia con él y observar la colocación de sus pies. Después de haber sorteado a un rival a través de un regate debe saber con exactitud la jugada que va a efectuar posteriormente, es decir, tiene que ser decidido.

Los diferentes tipos de regate

Existen múltiples tipos de regate, algunos de los más conocidos son:

  1. El clásico: es el regate más tradicional y uno de los más utilizados por los jugadores. Consiste en eludir al adversario realizando un desvío del esférico hacia uno de los laterales de este.
  2. El autopase: este regate es muy eficaz y se utiliza en movimiento. Consiste en hacer un pase hacia uno de los laterales del jugador contrario aprovechando que esté quieto. Este se quedará clavado en el terreno de juego mientras que el regateador aprovecha ese momento para salir corriendo por el otro lado y recuperar la posesión del balón.
  3. El túnel o el caño: a través de este regate se pasa el esférico por medio de las piernas del oponente. Se suele llevar a cabo cuando este se encuentra mal posicionado y el regateador observa que tiene el espacio suficiente para recuperar el balón.
  4. El freno: el jugador que controla el esférico con gran velocidad se detiene bruscamente y cambia de dirección.
  5. El sombrero o vaselina: se produce cuando el jugador que posee el balón lo eleva por encima del rival para despistarlo y recuperar fácilmente la posesión del esférico
  6. La bicicleta: se trata de un regate muy utilizado por los jugadores brasileños. Consiste en engañar al defensor pasando las piernas por encima de la pelota hasta que este salga hacia un lado.
  7. El arcoíris: se produce cuando el jugador levanta por detrás la pelota con el talón haciéndola pasar por encima del rival. El atacante sorteará al defensor mientras que el esférico se encuentra en el aire.

Pin It on Pinterest

Share This