Fútbol 11

El fútbol, también conocido en España como balompié, es un deporte en el que participan dos equipos formados por once jugadores cada uno, los cuales se enfrentan entre sí. Durante el transcurso de un partido también están presentes los árbitros, que son las personas encargadas de que se cumplan las normas del juego.

El encuentro tiene lugar en el terreno de juego, el cual tiene forma rectangular y puede ser de césped artificial o natural. A cada uno de los lados de este campo se encuentra una portería, custodiada por uno de los jugadores del equipo llamado portero o guardameta.

Este deporte se juega mediante una pelota, que debe ser desplazada por los otros diez jugadores del equipo a través de todo el terreno de juego. Para ello pueden utilizar cualquier parte del cuerpo, principalmente los pies, a excepción de los brazos y de las manos. El único futbolista que puede tocar el esférico con sus manos es el portero, siempre que se encuentre dentro de su área y no incumpla ninguna de las normas establecidas.

El objetivo del juego consiste en introducir el balón dentro de la portería del contrincante. Esta acción se conoce como marcar un gol. La duración del partido es de noventa minutos, y ganará el equipo que haya marcado más goles una vez finalizado el encuentro.

El fútbol 11 se rige por diecisiete reglas que se usan de manera universal. Sin embargo, algunas de ellas pueden ser modificadas en el fútbol femenino, infantil y senior para facilitar su desarrollo. Las aplicaciones de estas reglas pueden ser diferentes según la región futbolística en la cual se desarrolla el juego, además de poder sufrir variaciones por otros múltiples aspectos.

El terreno de juego

Como se ha mencionado anteriormente, este deporte se juega en un terreno de juego rectangular, el cual puede ser de césped natural o artificial. Las medidas estipuladas para este terreno son: de 90 a 1,20 metros de largo y de 45 a 90 metros de ancho. En los partidos internacionales estas medidas pueden cambiar.

Las líneas que se encuentran a lo largo del terreno de juego se llaman líneas laterales o de banda, y las que están a lo ancho son las líneas de meta o finales. En el centro de cada línea de meta se sitúan las áreas penales, las áreas de meta y las porterías. Estas últimas están formadas por dos postes verticales, los cuales se encuentran unidos por otro poste horizontal llamado travesaño.

Duración del partido

Un partido de fútbol 11 consta de un primer tiempo de cuarenta y cinco minutos de duración, un tiempo de descanso que no puede sobrepasar los quince minutos, y un segundo tiempo de otros cuarenta y cinco minutos.

Al final de cada período el árbitro podrá añadir un tiempo extra, cuya duración queda a su criterio, para así compensar el tiempo perdido durante el encuentro debido a los cambios, las faltas u otros motivos.

Posición de los jugadores

El guardameta se encarga de custodiar la portería con el único fin de evitar que el esférico traspase la línea de meta. En la alineación de cada equipo solo puede haber uno.

El defensa es el jugador que se encuentra en la línea delante del portero y su función es frenar todos los ataques del equipo contrario.

El centrocampista juega en el mediocampo del terreno de juego. Estos deben recuperar balones, favorecer la creación de jugadas y sacar provecho del juego ofensivo.

El delantero es el principal responsable de anotar los goles. Suele estar situado en las zonas más próximas a la portería del equipo rival, siempre en posición de ataque.

Pin It on Pinterest

Share This
jQuery(function ($) { //open toggle $('a.open-toggle').on('click', function(event){ $('#toggle1.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle2.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle3.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); $('#toggle4.et_pb_toggle_2 .et_pb_toggle_title').click(); }); });